Take a fresh look at your lifestyle.

Imprudente e inhumano

23

El Consejo Nacional de Educación (CNE) ha actuado responsablemente al desestimar el pedido de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) para que el año escolar concluya abruptamente con la promoción de grado de todos los estudiantes, bajo el argumento de que el país sufre afectación de un rebrote pandémico.

La cancelación de las pruebas nacionales y la suspensión de la docencia semipresencial en las escuelas públicas suponen medidas efectivas aplicadas por las autoridades ante el auge de la covid-19, por lo que no se entienden las razones por las cuales la ADP considera “imprudente e inhumano” continuar con las clases a distancia.

El Ministerio de Educación mantuvo el 30 de julio como la fecha de término del calendario escolar que deberá incluir el ciclo de evaluación de desempeño a los alumnos, que por causa de la pandemia no tendrán que someterse a las pruebas nacionales.

El gremio magisterial procuró el camino fácil que consistiría en adelantar en un mes el final del año escolar y disponer la promoción de grado de toda la matrícula estudiantil, de forma tal que maestros, alumnos, padres y autoridades estarían muy felices.

Lo verdaderamente “imprudente e inhumano” sería que Educación y ADP no tomen en cuenta que la deserción escolar a nivel básico ascendió en 2020 a un 37.5%, un porcentaje casi cuatro veces mayor que la media de América Latina.
“Imprudente e inhumano” debe ser disponer el cierre de las escuelas públicas justo cuando la brecha entre educación pública y privada se vuelve abismal y, en vez de trabajar día y noche para superar esa situación, la ADP sugiere promoción de curso por vía de una resolución oficial.

Lo deseable sería que se continúe con la docencia virtual hasta completar el calendario escolar, que se levante un diagnóstico sobre el nivel de enseñanza-aprendizaje y que el primer trimestre del próximo año escolar se dedique a nivelar o recoger las falencias en el proceso educativo.

El año escolar, con todo y pandemia, debería ser declarado de alta prioridad nacional en procura de que culmine en lo posible coronado por el éxito, porque sería “imprudente e inhumano” condenar a más de dos millones de alumnos de la escuela pública al ostracismo de la deserción escolar y de una brecha educativa insalvable.


Leave A Reply

Your email address will not be published.