Take a fresh look at your lifestyle.

Bebidas súper refrescantes para el candente verano

57

El candente verano no da tregua, cada día suben más y más las temperaturas, y, lógicamente, hay que buscar alternativas para refrescarse, y ¡qué mejor para hacerlo que unas bebidas hidratantes!
Hay una diversidad de opciones de bebidas refrescantes, hidratantes y muchas de ellas igual nutritivas, especialmente por su contenido en frutas.
Qué mejor para refrescar el candente verano que las diversas frutas de la huerta, limón, sandía, naranja, arándano, fresa, cramberry, kiwi… con cada una de estas se logra además de refrescarse e hidratarse, obtener múltiples vitaminas esenciales para el cuerpo.

las recetas
Bebida de piña con toque de jengibre

1 piña madura, dulce
El zumo de un limón
30 ml de jengibre fresco (1 trocito pelado)
Agua natural
Azúcar al gusto
Preparación. Pelar la piña, retirar toda la corteza dura, y colocar en un recipiente donde suelte y conserve su jugo. Cortar, pelar el limón. Colocar todos los ingredientes en un vaso de batidora o licuadora. Batir todo bien hasta que quede una mezcla homogénea sin grumos. Probar para saber el punto de dulce y si falta añadir al gusto. Luego colar y ponerla el contenido en una jarra, preferiblemente de cristal. Llevar al refrigerador y dejar enfriar por unos minutos y listo, servir con o sin hielo, como prefiera.

Refrescante zumo de frambuesa

150 gramos de frambuesas (frescas o congeladas)
1 litro de agua fría
1 limón (sin pelar a cuartos)
2 ramas de hierbabuena
4 cucharadas de azúcar
8 a 10 cubitos de hielo
Elaboración. Poner las frambuesas en una batidora y triturar. Añadir medio litro de agua, los limones y el azúcar y seguir batiendo. Añadir el resto de agua y volver a remover. Luego probar el azúcar y si hace falta añadir una cucharada más. Colar la limonada y ponerla en una jarra. Añadir los cubitos de hielo y las hojas de hierbabuena y servir.

Bebida de sandía y menta

1 kilo de sandía
20 hojas de menta fresca
30 gramos de azúcar morena
3 limones (el zumo)
1 litro de agua
Hielo, el necesario
Preparación. Pelar la sandía y retirarle las semillas. Luego cortarla en trozos y reservar. Lavar las hojas de menta y machacarlas en una jarra con el azúcar. Poner la sandía en el vaso de la licuadora junto con el agua y el zumo de los limones. Licuar bien hasta que se forme un líquido homogéneo. Vaciar la preparación en la jarra con la sandía y las hojas de menta machacadas, finalmente agregar el hielo y remover bien. Servir inmediatamente o refrigerar por una hora.


Leave A Reply

Your email address will not be published.